7 de mayo - Nacimiento de Evita



Como  argentinos,  tenemos  el  privilegio  de  pertenecer  a  la  única  NACIÓN  que,  en  el  transcurso  de  la HISTORIA de la HUMANIDAD, -a través de los representantes de su PUEBLO-, decidió con fuerza de ley designar a María Eva Duarte de Perón como JEFA ESPIRITUAL de la NACIÓN.

Tanto la PATRIA como la NACIÓN están integradas por dos elementos básicos que son la MATERIA y el ESPÍRITU y de estos dos elementos  la parte más  importante es  la ESPIRITUAL e  INMATERIAL y, a  su vez, lo ESPIRITUAL tiene dos corrientes definidas, una del BIEN y otra del MAL y EVA PERÓN, EVITA, a través de todos sus actos y realizaciones, representó en la tierra a las fuerzas espirituales del BIEN.

Exaltamos  la obra y  la personalidad de EVA PERÓN de  la NACIÓN ARGENTINA y EVA PERÓN de todo  el  PLANETA TIERRA,  porque  llevó  soluciones  a  las NECESIDADES  de los  pobres  del mundo. Y éstos fueron consecuentes con ella, la amaron, la respetaron y la señalaron como: EVA DE AMÉRICA Y DE LA  HUMANIDAD,  MADRE  DEL  GÉNERO HUMANO,  MISIONERA  DE  LA  PAZ,  SÍMBOLO AUGUSTO  DE  LA  NUEVA  ARGENTINA,  JUSTA,  LIBRE  Y  SOBERANA,  EL  FÉNIX MODERNO, SEÑORA  DEL  SUFRIMIENTO,  ABANDERADA  DE  LUZ  Y  ESPERANZA  Y  LA MÁS  EMINENTE
MUJER DE AMÉRICA, LA REINA DEL PUEBLO Y LA MADRE ESPIRITUAL DE LOS QUE SUFREN Y LLORAN, ESTRELLA DE LOS HUMILDES, DE LAS MASAS, DE LOS TRABAJADORES, DE LOS ARGENTINOS,  DE  UN  MAÑANA  ESPLENDOROSO,  PATRONA  DE  LOS  TRABAJADORES  DEL MUNDO, SANTA EVITA DE AMÉRICA.